19.7 C
Saltillo
lunes, junio 24, 2024
Ver Más

    Nueva teoría en el asesinato de Colosio; Fiscalía dice que hubo un segundo tirador

    La Fiscalía General de la República informó que, tras casi tres décadas del asesinato del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio Murrieta, existen indicios de un segundo tirador en los hechos de Lomas Turinas. Esta revelación se hizo mediante un comunicado, destacando que se cuenta con un amplio conjunto de pruebas que implica a Jorge Antonio Sánchez Ortega, ex agente del desaparecido Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

    En esta nueva línea de investigación, la Fiscalía vincula por primera vez al ex secretario de Seguridad Pública Genaro García Luna, actualmente detenido en Estados Unidos, con el encubrimiento del segundo tirador, durante su papel como subdirector operativo en el Cisen en ese momento.

    Hace aproximadamente veinte días, el juez quinto de distrito de procesos penales federales, Jesús Alberto Chávez Hernández, rechazó la petición de aprehensión contra Sánchez Ortega, alegando parcialidad y quebranto de los principios de valoración y análisis de pruebas. La Fiscalía anunció su intención de apelar esta decisión.

    La FGR no detalló la información de esta nueva línea de investigación, diferente a la mantenida por la extinta PGR, que señalaba a Mario Aburto como único responsable del asesinato de Colosio en marzo de 1994.

    Según la Fiscalía, las pruebas indican que Sánchez Ortega, asignado a la cobertura del candidato presidencial, estuvo presente en el lugar del homicidio en el mismo momento del crimen, con una diferencia de segundos entre ambos disparos. Numerosos testimonios respaldan su detención con ropa manchada de sangre de la víctima, pero fue liberado en un presunto encubrimiento delictivo en el que estuvo involucrado García Luna.

    Además, las pruebas de análisis de sangre demuestran que en la ropa de Sánchez Ortega se encontró el tipo de sangre de Colosio, y las pruebas de rodizonato indican que disparó un arma en ese lapso.

    En respuesta, Jesús González Schmal, abogado de Aburto, destacó que desconocen si Sánchez Ortega está vivo, ya que la mitad de los testigos han fallecido, algunos de manera natural y otros bajo circunstancias desconocidas y sospechosas.

    Este nuevo giro podría abrir nuevas perspectivas para esclarecer la verdad, y la FGR vincula por primera vez a García Luna con el caso.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Articulos Relacionados