26.4 C
Saltillo
martes, junio 25, 2024
Ver Más

    Saltillo, la ciudad donde la canasta básica se come el salario

    Los precios de los productos de la canasta básica han aumentado hasta un 70% en los últimos dos años, mientras que el salario mínimo solo se ha incrementado un 30%.

    Saltillo enfrenta una situación crítica en materia de poder adquisitivo.

    Según el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del INEGI, los precios de los productos de la canasta básica han aumentado hasta un 70% en los últimos dos años, mientras que el salario mínimo solo se ha incrementado un 30%.


    La canasta básica es el conjunto de bienes y servicios indispensables para que una persona pueda satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, vivienda, salud, educación y transporte.

    Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL)2, la canasta básica está integrada por 176 productos y servicios genéricos, cuyo costo mensual promedio es de 3 mil 748 pesos para el ámbito urbano y de 2 mil 692 pesos para el ámbito rural.

    Sin embargo, estos costos no reflejan la realidad que viven los habitantes de Saltillo, donde el gasto promedio en canasta básica es mucho mayor.  Algunos productos alimenticios de la canasta básica para una semana tienen un valor actual de mil 60 pesos, mientras que en años anteriores su valor era de 933 pesos. Esto significa que en dos años, el costo semanal de la canasta básica se ha incrementado en un 13.6%.

    Los carritos de super se 'hacen pequeños': así cambian las compras por la  inflación

    Además, hay que sumar el gasto en renta, servicios y otros rubros que también han sufrido alzas considerables. Según el Índice de Competitividad Urbana 2021 del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en Saltillo el salario mensual promedio pasó de 7 mil 327 pesos en 2018 a 8 mil 116 pesos en 2021, de los cuales cerca del 70% es destinado a pagar renta, servicios y canasta básica. Es decir, un saltillense gasta en promedio 5 mil 760 pesos en estos conceptos, sin contar la movilidad, esparcimiento, salud y vestido.

    Ante este panorama, muchos saltillenses ven mermada su capacidad de compra y su calidad de vida. Algunos optan por buscar fuentes alternativas de ingreso, reducir su consumo o endeudarse. Otros se ven obligados a recurrir a programas sociales o a la ayuda familiar. Lo cierto es que Saltillo necesita mejorar sus condiciones económicas y sociales, para garantizar el bienestar de sus habitantes.

    Profeco: ¿qué supermercado es más barato? - El Sol de México | Noticias,  Deportes, Gossip, Columnas

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Articulos Relacionados